3.4.10

Raro...

Había leído todos los libros de la serie crepúsculo, por el mero hecho de que me gusto el poster de la película, y después de ir a verla con una amiga decidí que tenía que leerlos y encontrar las cosas que no encontré en la película. El hecho fue simple, me sumí en el estado más absorbente y en dos semanas o quizás menos me leí los cuatro libros. Como un chocolate enorme me los devoré de la forma más extraña, en la que nunca antes me había leído un libro (ni menos cuatro). Después de eso me dediqué a hacer listas de libros que tenía que leer antes de pasado un año. En medio de eso apareció "la soledad de los números primos". Sólo por los nombres leo los libros, si el nombre me gusta para mi esa es la mejor categorización. Así que hace un par de días mi mamá me lo trajo. Me lo absorbí sin más. Lo acabo de terminar -y aún estoy con la duda de leerlo de nuevo- y el corazón me da vuelcos a cada rato. No sé si mi vida cambie con esto, o si en la práctica siga igual, pero siento una maraña de cosas en la cabeza que no sé como desenmarañar. Acabo de encontrar una nueva obsesión, y me pregunto si es que seré un número primo gemelo como se describen, uno que tiene una pareja, pero que en medio se cruza un número par, que les impide estar juntos y que a la larga están destinados a estar solos aunque el magnetismo sea perfecto.


sentí miedo.