13.12.12




Trato de redactar una "disculpa", quizás decir que lo he pensado y no es lo que quería decir que tampoco fue la forma, pero nunca he sido buena para dar el primer paso, comenzar yo primero, solucionar algo cuando a veces creo que ya no tiene sentido: hay un exceso interminable de daños que quizás ya nadie quiere comenzar a recomponer, ¿no?
He sido siempre o blanca o negra... más negra que blanca. Para mi no hay tonos, nada de términos medios, de grises, de tal vez, de quizás, de segundas oportunidades. Siempre ha habido un punto de inflexión que lo quiebra todo y el futuro se disuelve como el azúcar en una taza de té hirviendo. Y es por esa misma razón que el asunto de que "las segundas partes nunca son buenas" tiene mucho y poco de cierto...
Algo ha cambiado... no significa que me haya hecho más grande ni que este más madura, y que oh! el tiempo me ha hecho recapacitar, no nada de eso... lo que ha pasado es que desde el inicio nunca estuve muy segura, que quizás siempre di el paso equivocado y que probablemente un mail no cambie nada, pero necesito hacerlo por el simple hecho de que un día voy a arrepentirme mucho de no haber cambiado infimamente las cosas.





12.12.12





Hay una cosa que sé por seguro, más que mi nombre o la suma de 1+1. Mucho más que toda esa lógica que me rodea y que me dice a gritos que no lo haga, te amo como si mi vida comenzara a depender de eso, y ya no hay vuelta, ya estoy perdida.