15.3.10

Odio los hospitales. Las idas, las llegadas, las estadías, el olor, el color, el ambiente. Los odio. Son uno de los peores lugares en el mundo. Casi siempre es sinónimo de Malas Noticias. Hoy pase casi el día entero en uno -los detalles de lo que hacia ahí están demás- y el solo entrar hizo que me dieran nauseas, ganas de salir corriendo y la latente sensación de recibir malas noticias en cualquier segundo. No fue un buen día

... y se puede rematar con un dolor de cabeza que me invade hasta cuando respiro.


Bad Day.