9.3.10

BurbujaNatural

No siempre es fácil lidiar con los otros, fomentar y alimentar relaciones. No siempre es fácil construir un mundo fuera de la burbuja natural y no es para nada fácil dejar que alguien entre en nuestro espacio vital. Quizás siempre vivimos en la bolsa con el líquido amniótico, quizás nunca nos vamos.
Para mi es eso: SIEMPRE he habitado este espacio cómodo, sin amenazas latentes y sin llegar aun al punto de dejar morir algo interno o resquebrajar el órgano vital llamado corazón. No he dejado entrar a muchas personas, quizás a nadie. Nadie sabe mis miedos más latentes, aunque aparente a menudo no tener miedos. Nadie sabe como es mi burbuja interior, y a veces creo que jámas -ni el futuro más cercano o el más lejano- dejaré que nadie conozca el color de mis paredes, los extraños aparatajes que hay dentro, ni menos el interior del órgano más fundamental; mi propio corazón.