3.8.12

Había una vez...



Había mucho que decir, harto que llorar y otro poco que callar.
Había que hacer algo.
Había que encontrar una solución.

Pero había, y ese es el problema.