29.8.12

Bandera Blanca.



De pronto me descubro teniendo una conversación sincera, común y normal contigo... será que estoy entumecida o será que es mi primer paso a superarte?; A qué fuiste siempre aire, de paso, disperso.
No logro evidenciar que fue lo que paso, pero al menos ya no me cuesta tragar, ni se me quedan las palabras en la garganta ni el nudo crece cuando hablo de ti. No eres mariposas ni felicidad fabricada. Sólo eres lo que siempre debiste ser y me di el lujo de pensar que sería distinto.
Me hablas de una que no conozco (pero que quiero conocer), y te aconsejo y soy sincera. Me hace feliz que aunque sea complicado pareces contento, y yo parezco sana, real, útil por esta vez.

Va a durar la sensación de calma?
Estaré aunque sea por está vez abandonando la guerra, alzando la bandera blanca y diciendo basta de sabotaje?