16.7.12




Porque cuando me siento a pensarte, saltan aquellas cosas que ya no tengo ganas de recordar, porque es una constante lucha entre mantenerte vivo en mis recuerdos, y a la vez enterrarte en ellos como si no hubieras existido. Has dejado un rastro que no sé si quiera borrar y eso me aterra; me aterra no tener ganas de querer de nuevo, de no estar dispuesta, de no encontrarle la magia que debe tener...
Si me mataste antes de tiempo ya no hay nada que pueda hacer, que solución existe cuando estamos bajo tierra, respirando apenas, con la esperanza en un suspiro y el cariño extinguido a niveles menos mil?

A veces quiero eliminarte, y decir si cuando me pregunte si estoy segura de hacerlo, vaciar la papelera y quitarme los rastros que queden, decirte adiós sin sentir nada más que alivio... pero otras, otras quiero que la historia sea distinta, que me cuentes el final que tenía ganas de escuchar y que logres abrir los ojos... nada de eso va a pasar y yo lo sé, es sólo que duele mucho tomar está decisión que a simple vista parece ser la correcta.