12.7.12



Incapaz de quedarme tranquila, de no ser tan obvia, de no tener unas ganas feroces de controlar hasta el clima... por qué será que en general nos gusta predecir el futuro, ver si lo conseguiremos, tener claro como pasa, cuando pasa, porque pasa?

Tengo ganas de dejarlo ir, de que suceda como tenga que ser, de no sicosearme con los posibles escenarios, pero me cuesta tanto que es posible que me empiece a sacar los pelos de a uno: MAL!


Conmigo nada es fácil, ya sé. Sólo que no es a mi a quién le tiene que quedar claro y quizás ese es el gran problema, que lo que se ve es muchísimo menos de lo que hay.