16.7.11

Suerte.


Menos mal que sucedió cuando sólo puedo sentir asombro, cuando un hecho como este sólo puede rozarme y no dejarme knockout como habría pasado hace unos años. Menos mal que paso ahora cuando soy casi inmune, cuando algo como esto sólo me provoca escalofríos y un sin fin de preguntas que nunca nadie va a saber responderme... 

Menos mal que ya no te veo como antes, y que no te tengo un cariño que sobrepasa cualquier límite humano; Menos mal que no siento nada y que puedo asumir cada cosa según como es. Al fin y al cabo, cada cosa sucede por algo y en cada decisión va implícita una serie de consecuencias que tarde o temprano tendremos que asumir. 

Suerte (una que no tengo) que fue justo ahora.