10.6.12



Es increíble como hay personas que tienen la habilidad de estrellarte contra las paredes, gritar, gritar y seguir gritando, paralizarte del miedo, matarte un poco más, asolarte en la infinidad del espacio, y sobretodo aumentar la seguridad de estas paredes que se alzan infinitas hacía arriba.
Ya nada es mío, soy una extraña y la única sensación que flota hacia a la superficie es la de huir, correr tan lejos que cuando me detenga nada me parezca conocido.