28.6.12


Cuando traicionas a alguien el problema no está en redimirte o disculparte, esta en el sencillo asunto de que ya no serás confiable nunca más. Es como un objeto roto, ni cambiarlo por uno igual o intentar arreglarlo con el mejor pegamento lo dejará como estaba antes de ser roto… y cuando eso pasa sólo toca asumir la responsabilidad de haber decepcionado a alguien y dejar de lado las esperanzas de olvidar aquel dolor.


Imposibles, Liyus-C