26.6.11



Nunca pensé que la explicación más coherente a mi alza y baja de estados, a mis tendencias depresivas y a veces suicidas, y a mi constante recriminación; fueran así como a así a mi exceso de andrógenos en el cuerpo: la ciencia sin duda que tiene una explicación para todo, incluso para mi falta de mi tuercas y mi sinsentido.

Gracias; porque por una vez en la vida, un especialista me respondió con algo total y completamente comprobable.