4.7.10


¿Te dije que duele?, que aniquila, intoxica y mata. Te dije acaso que me cuesta asimilar, que no puedo hilar ideas y que a veces pensando en eso puedo obviar a todo el resto. Yo sé que si te lo dije, que alguna vez te comente que si algo sucedía yo cambiaría y ya no sería la misma. Bueno estos son los hechos: Soy una desconocida; cada vez que me despierto siento que fui cambiada a un cuerpo inerte, sin vida, un zombie. Pareciera que envejecí cien años y que el dolor sucumbió de manera tan automática que ni siquiera fui capaz de notarlo. Sé que mis ojos están vacíos, que el brillo se desapareció de repente y que si me miras con atención pareciera que el interior no tiene nada.
Ni hablar de si es que en el centro me late algo, porque de hecho no hay nada. No hay vida, se extinguió con el dolor y cada vez que intento respirar se hace absolutamente todo más pesado y cuesta tanto.


Yo sé que te lo dije, y sé también que pensaste que era lo mejor, pero créeme: no lo es... Así que llévate tus cosas, no vuelvas y si sientes que volver lo va a cambiar todo, créeme de nuevo: no es así.