27.5.12




Porque ahora, ya no quiero nada. No quiero despejar nada, no quiero decir nada. No tengo ganas.