3.5.16



He dejado de invertir tiempo en arrepentirme, prefiero tener tiempo de culpas que de dudas.
Y al final del día si alguien me pregunta porque doy una segunda e incluso una tercera oportunidad, es simplemente porque se me da la gana, porque ya no tengo que explicarle nada más que a mi misma, y porque a mi es a quién únicamente debo ser leal.