11.10.11



Es que fallas... fallas y al final sigues fallando.


Y tratas de descubrir dónde está el error... pero parece que ya no eres tú, si no que es a quien le hablas y no es más que una pared nula de concreto del más resistente.