27.4.15




Me ha costado un mes completo comprender la magnitud de todo, de las cosas que te pasan y las que me pasan realmente. Siempre creí que esta situación tenía que ver conmigo, en lo mal que estaba haciendo las cosas o en lo poco que habíamos dejado de conectar... pero no es eso lo que sucedió realmente. No son esos los motivos de esta separación.

Un mes entero con sus sábados y domingos incluidos...

Al fin he logrado dilucidar lo que hay al otro lado... hay poco, casi nada. Ni siquiera hay algo en construcción, está todo en planos con ideas de lo que puede ser o no ser. Pero voy a ser paciente, y esperar a que las respuestas vengan con un tiempo para sanar.
Voy a calmarme, a tratar de encontrar paz en este caos.

Cualquiera que sea la conclusión, las respuestas no vendrán si las presiono por salir.