12.12.12





Hay una cosa que sé por seguro, más que mi nombre o la suma de 1+1. Mucho más que toda esa lógica que me rodea y que me dice a gritos que no lo haga, te amo como si mi vida comenzara a depender de eso, y ya no hay vuelta, ya estoy perdida.